sábado, 27 de febrero de 2010

Armand Basi, veinte años después


Y sin embargo, algunos de los ejemplos más claros de cómo la moda española (la que no es Zara y no es Mango, se entiende) derrapa, los tenemos en Barcelona. Los más jovencitos no se acordarán de que hubo un tiempo en que la Pasarela Gaudí (aquello) era algo. Y que en aquel algo, había nombres que pintaban algo. No demasiado, pero sí algo. Ahora, nadie sabe realmente dónde está Toni Miró, tras sus mil tumbos empresariales, a cual más delirante (y degradante). Por no hablar de David Valls (¿qué fue de él?). Y Armand Basi es un cutrerío, con corners de ropa terrible en El Corte Inglés y un intento de relanzar su segunda línea, By Basi, con pretensiones de convertirla en un Marc by Marc Jacobs. En su tienda enorme de la calle Balmes de Barcelona, percheros llenos de ropa de calidad ínfima, con estética a medio camino entre Blanco y, efectivamente, Marc, y mil chuminadas y objetitos bybasizados, también a lo Marc. Horquillas, juguetitos, mierdas varias. Ya nadie se acuerda del Armand Basi de Chu Uroz, el de los desfiles con Linda Evangelista y la estética dura. Producto de su tiempo, sí, pero brillante. Y con un potencial de evolución enorme. Luego llego Juste de Nin a hacerse cargo de la marca, cambiando el concepto y dando bandazos estéticos hasta llegar a hoy, momento en el que los números de la firma seguramente sean buenos, pues produce (ergo vende) con continuidad y se atreve con aventuras como la nueva By Basi, enfocada a los más jovencitos y con una campaña indigna de una casa que, hace no tanto (o sí, sí hace tanto), tenía mucho que decir.

6 comentarios:

pimPATTpum dijo...

Hola, acabo de conocer tu blog. Me gusta lo que has escrito.

La verdad es que mi idea sobre Armand Basi es bastante borrosa. No sé bien ni qué pienso de la marca, ni qué me inspira. De hecho la tenía bastante olvidada, hacía tiempo que no oía acerca de ella.

Y lo cierto es que la nueva imagen, aunque cuente con las caras más bonitas de la nueva generación del cine español, no me gusta nada. Esa foto sin gracia parece más digna del grupo Parchís que de una firma de moda.

Saludos y encantada!

Garcia Madrid dijo...

la moda evoluciona y a veces la edad hace perder la cabeza a más de uno.

Javito dijo...

Hola! con respecto a lo de la ropa interior, es que los pantalones blancos qye llevo en las fotos son unos calzoncillos largos...jejeje.
Un abrazo!

659 kilómetros dijo...

La decadencia de Armand Basi da mucha pena, sí, pero supongo que es ley de vida, que algunos no saben (o no quieren) adaptarse y evolucionar, o lo hacenhacia sitios que a mí personalmente no me gustan.

Anónimo dijo...

un post muy realista. algunos diseñadores acaban convirtiéndose en fabricantes, y no por razones de edad.

Lucio dijo...

Yo recuerdo ver a Linda Evangelista montada encima de un taxi en una de sus míticos desfiles en Gaudí, de aquella era la leche!.