martes, 19 de enero de 2010

divas disecadas

Igual es que Almodóvar no se entera. Igual su cine funciona mejor fuera de España (o es apreciado más, porque en España sus pelícuals se ven, eso es indiscutible) que dentro porque aquí ya estamos saturados de su costumbrismo inventado y su dramatismo menopáusico y mentiroso. A muchos su cine no nos resulta ni exótico ni novedoso ni estético ni sincero ni emocionante ni nada. Fuera quizá sí, de puro ajeno. A mí me parece símplemente artificial, relamido y muy marica, en el mal sentido, en el de ser autosecuestrado por una subcultura y unos símbolos que no hay que tomarse en serio. Almodóvar se toma a sí mismo tan en serio que da más risa que cuando rodaba aquellas entrañables gamberradas de principios de los ochenta. Ahora, cuando por edad se supone que debería estar atravesando un perdiodo creativo potente, vive instalado en una mediocridad de divas falsamente cotidianas que pone bastante nervioso. El cine es una gran mentira, eso está claro, pero puede (y quizá debe) transmitir algo de verdad. Eso, en las películas de Peeeeeeedro no ocurre, y todo es tan fabricado y tan poco natural que al final termino pensando que estoy viendo siempre la misma película, cada vez más taxidermizada y más desconectada. Que "Los abrazos rotos" en las competiciones internacionales esté siendo sistemáticamente barrida por la también discutible (pero por otros motivos) "La cinta blanca" de Haneke es justo y necesario. Por otro lado, que en España hayamos dejado un poco de lado al cineasta Almodóvar, mientras seguimos haciendo caso al mucho más intenresante personaje Almodóvar, tampoco me parece nada sorprendente. Y es que "Los abrazos rotos" es mala con ganas.


4 comentarios:

Rafael Casanova - Fashion Workshop dijo...

A mi nunca me gustó Almodovar, ni con las gamberradas de los 80 ni con su supuesto cine de autor actual. Ni él ni su entorno.

Shopaholic dijo...

Ay, por fin alguien que piensa como yo... yo estoy harta de escuchar a mi alrededor lo que mola Almodovar, pero no puedo encontrarle la gracia...

Un beso!

659 kilómetros dijo...

yo creo que lo que hay es un síndrome de Estocolmo colectivo con este señor. No me lo explico, en serio.

Gratis total dijo...

a mi me molaba, pero las dos últimas pelis son una mierda ! penelope está siempre sobreactuada en sus pelis!